La gran nevada que ha traído la borrasca Filomena sigue haciendo estragos en la Península y tras el temporal de nieve, ha llegado una ola de frío que está haciendo que los termómetros marquen registros mínimos y que, en algunas ciudades, como es el caso de Madrid, haya temperaturas de hasta -10ºC.
En una ola de frío así, puede darse la situación de que los contadores de agua y las tuberías se congelen cuando están a temperaturas por debajo de los 0ºC. durante un tiempo prolongado.

¿Qué hacer para proteger las tuberías y los contadores de agua?

Para evitar que las bajas temperaturas hagan estragos en tuberías, contadores de agua, grifos o llaves de paso, el Canal de Isabel II, entidad de la que somos proveedores, ha elaborado una guía con una serie de medidas preventivas. Los siguientes consejos pueden servirte de ayuda para mantener tu instalación de agua protegida del frío intenso y los episodios de congelación:

  • Revisar periódicamente la puerta del armario donde se ubica el contador, y verificar que está bien cerrada.
  • Se recomienda proteger el contador envolviéndolo en materiales que impidan que se enfríe demasiado. Tejidos aislantes, como lana o fibra de vidrio, o incluso papel de periódico arrugado, son buenas opciones.
  • Además de lo anterior, cubrir las tuberías que rodean el contador con espuma de poliuretano, porexpán u otro material aislante ayudará a evitar posibles problemas.
  • Si vas a estar fuera de tu domicilio durante un período prolongado y, por tanto, el agua de la instalación interior no va a correr, es recomendable cerrar la llave de entrada de agua y vaciar la instalación interior: así se evitan roturas por congelación.
  • Si se produce una congelación en el contador y la vivienda queda sin suministro de agua, no debe forzarse la llave de paso: hay que aplicar sobre él, con precaución, calor seco de forma indirecta.
El Canal de Isabel II nos indica algunos consejos para proteger los contadores de agua del frío

Mantener las tuberías a una temperatura cálida es otra de las medidas preventivas para evitar que la ola de frío haga estragos en nuestro hogar. Podemos hacerlo de diferentes formas:

  • Utilizar cintas calefactoras que envuelvan las tuberías para ayudar a que la temperatura se mantenga constante.
  • Aplicar gomaespuma sobre la tubería, de tal forma que frene de manera notable el cambio de calor a frío.
  • Ajustar la temperatura ambiente de la casa por encima de los 13 grados para favorecer la circulación del aire caliente detrás de las paredes.